Praktiker & Max Bahr

Operaciones destacadas

Se gestionaron múltiples grupos de interés para llevar a cabo una reestructuración a gran escala en la desinversión de activos retail más importante y compleja realizada en Europa. 

Los números

Puesto que Praktiker ya había colaborado con Gordon Brothers Europe, volvió a recurrir a nosotros en busca de una revisión integral de los activos y existencias con vistas a asegurarse financiación.  Praktiker, fundada en 1978, era la tercera cadena de bricolaje y reformas del hogar por cuota de mercado en Alemania, con más de 250 tiendas.  Tras optar por sustituir la marca Praktiker por Max Bahr, la conocida marca alemana de bricolaje que Praktiker adquirió en 2006, la firma comenzó a estudiar la refinanciación de sus instalaciones operativas.  Desafortunadamente, el intento de refinanciación no tuvo éxito, puesto que la compañía no logró alcanzar determinados hitos financieros, y Praktiker se declaró en concurso de acreedores en julio de 2013.  Nuestra relación con la marca, junto con nuestra amplia experiencia y conocimientos en el sector retail, nos brindaban una posición ideal para llevar a cabo un programa de desinversión de activos rápido y eficiente centrado en optimizar la rentabilidad.  Junto con el administrador concursal de Praktiker, Christopher Seagon, nos embarcamos en un proceso acelerado de fusión y adquisición además de en un programa en tres fases para cerrar las primeras 38 tiendas que peores cifras arrojaban, seguidas de otros 118 establecimientos Praktiker y, por último, las 42 tiendas recientemente renombradas con la marca Max Bahr, las más rentables y viables en ese momento.  Durante este proceso, la marca Max Bahr presentó diligencias concursales previas y designó como administrador a D. Jens-Sören Schröder en julio de 2013.  El administrador recurrió inmediatamente a nosotros para realizar una valoración exhaustiva de las existencias, al tiempo que se revisó toda la cartera de tiendas y se inició un proceso acelerado de fusión y adquisición.  A continuación, se nos encargó el cierre de cinco tiendas Max Bahr que arrojaban pérdidas y la elaboración de una propuesta de cierre de tiendas con garantía financiera en caso de que la venta prevista para las 73 tiendas restantes fracasara, como finalmente ocurrió.  Gestionamos ambos proyectos en tándem, movilizando a un equipo de más de 200 expertos, y seguimos brindando plena flexibilidad durante el proceso de fusión y adquisición. Propusimos que la venta del inmovilizado material se realizara en paralelo al cierre de las tiendas, ganando así tiempo para vender los activos. Garantizamos el resultado financiero al administrador concursal por un importe que ascendía a millones de euros y que posteriormente se mejoró, dado que adquirimos decenas de millones de existencias adicionales para su venta en las tiendas, por nuestra cuenta y riesgo.